Breve historia de la Red de Bibliotecas Comfenalco Antioquia

Por: 

Luis Bernardo Yepes - Jefe Departamento de Bibliotecas Comfenalco

Las bibliotecas de Comfenalco han sido uno de los principales referentes para el desarrollo bibliotecario de la región y el país. En este texto, Luis Bernardo Yepes, Jefe de Bibliotecas de esta caja de compensación, hace un repaso por su historia y por algunos de sus grandes logros hasta hoy.

El 17 de mayo de 1979 se inaugura en Medellín la Biblioteca Pública Héctor González Mejía como una opción bibliotecaria de Comfenalco para sus afiliados y para la comunidad en general. De ese modo, la institución se adelantó a la Ley 21 de 1982 que en sus prioridades enunciaría, tres años más tarde, la necesidad de que las Cajas de Compensación crearan servicios bibliotecarios.

La Héctor González se convertiría en el nodo central del Departamento de Bibliotecas de Comfenalco Antioquia, y en la inspiradora de proyectos bibliotecarios tan importantes como el de las Megabibliotecas de Bogotá, hoy llamado Biblored: Red Capital de Bibliotecas, y de los Parques Biblioteca de Medellín. Ambos proyectos tuvieron presente materializar dos idearios que las bibliotecas de Comfenalco Antioquia habían asumido: la promoción de la lectura y los Servicios de Información Local.

La biblioteca de Comfenalco Antioquia se acondiciona en un Club muy visitado en el centro de Medellín, donde por cierto se encontraba uno de los restaurantes más apetecidos e interesantes en el corazón de la ciudad. Allí se prestaban servicios de esparcimiento como zonas húmedas, gimnasio, clases de floristería, costura y tejidos. Esto hizo que la biblioteca nutriera sus colecciones de materiales bibliográficos acordes con esas necesidades de esparcimiento de los ciudadanos, y al contrario de la mayoría de bibliotecas públicas de Colombia, esta nunca estuvo exclusivamente al servicio de los estudiantes de educación formal.

Treinta y siete años del Departamento de Bibliotecas

El Departamento de Bibliotecas de Comfenalco Antioquia, con su biblioteca Héctor González Mejía, nace en un espacio de apenas 200 metros cuadrados, con 40 puestos de lectura y 5 mil libros a disposición de empleados, empresas afiliadas y comunidad en general. El personal lo constituía una bibliotecóloga -aún no titulada- que hacía las veces de directora y jefe de procesos técnicos, y cuatro auxiliares de biblioteca.

Hoy la red cuenta con dos bibliotecas públicas propias: la Héctor González Mejía y la Biblioteca Castilla; una sala de lectura en el municipio de Rionegro; siete bibliotecas públicas en convenios de asociación: con el municipio de Medellín, el Parque Biblioteca Belén, la Biblioteca Centro Occidental en la comuna 13 y la Casa de la Lectura Infantil. Con el municipio de Itagüí, la Biblioteca La Aldea. Con Bello, la Biblioteca Niquía y la sala de lectura Casa París. Con Envigado, la Biblioteca Pública y Parque Cultural Débora Arango. Y con el municipio de Apartadó, la Biblioteca Federico García Lorca. Están también la Biblioteca concertada ADIDA Comfenalco: una biblioteca especializada en educación y pedagogía e investigación cultural, bajo la modalidad de convenio. Y una burbuja informativa en la Plaza Botero del centro de Medellín.

Se cuenta además con seis ‘Paraderos Paralibros Paraparques’ ubicados en distintos municipios de Antioquia: Apartadó, Chigorodó, Amalfi, Barbosa, San Jerónimo, y Guatapé; y con 250 cajas viajeras distribuidas en las subregiones de Antioquia. Los ‘Puestos de lector’ aumentaron de 40 a 1.558 para el 2014. Y la colección bibliográfica es en la actualidad de 171.700 volúmenes. 

Las bibliotecas de Comfenalco se enfocan en cuatro áreas de trabajo especializado: Fomento de la Lectura; Servicio de Información Local; Desarrollo de Colecciones (antigua área de procesos técnicos) y Soluciones Bibliotecarias.

Luis Bernardo Yepes Osorio Jefe del Departamento de Bibliotecas de COMFENALCO

Compartir: