En Medellín se boxea con argumentos

Por: 

Combates de palabras, golpes de ideas y nocauts de argumentos se dieron en la Parada Juvenil de la Lectura en Medellín, que cada año monta un ring de boxeo en el que los goles se convierten en argumentos, en un ejercicio que busca promover la inteligencia y la no violencia.
 
Con la estética de un combate real de boxeo, moderado por un referee, con cuerdas, guantes, protectores, lona, campana y todo lo que implica una pelea en un ring, dos contendores enfrentan sus posiciones e ideas ante el público, sin tocar ni agredir al oponente, solo con argumentos y posiciones que buscan compartir ante el público expectante. 
 
Cada contendor cuenta con un minuto para exponer sus ideas, así como con una réplica y una contrarréplica de la misma duración, para finalmente llegar a las conclusiones, momento en el que el público tiene la misión de escoger con sus aplausos los mejores argumentos. Al final no hay ganadores ni perdedores, únicamente las repercusiones de las palabras en una verdadera “lucha con sentido”.
 
Según la RAE, ‘Argumento’ se define como “razonamiento que se emplea para probar o demostrar una posición, o bien para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega”. Obviamente existen buenos y malos argumentos. Para el periodista Mauricio López, uno de los boxeadores invitados, un buen argumento “es el que es contundente a partir de que se apega a la verdad y al contexto de lo que se está discutiendo”, mientras que el mal argumento es el que utiliza falacias o falsedades, se vale de ataques personales.
 
Como en todo combate el oponente puede ser noqueado por un golpe, pero en este caso, ¿Qué es ser noqueado por un argumento? Alfonso Buitrago, periodista y también boxeador invitado dice que el nocaut –K.O- de un argumento “es el que te deja sin ninguna manera de demostrarle al contendor que lo que estás diciendo es cierto o tiene fundamento”. 
 
El ring de boxeo es en definitiva un ejercicio que busca sembrar un mensaje imprescindible para una sociedad: “Sí a los argumentos, no a los golpes - Sí a la palabra – no a la violencia”.

 
 
 
Compartir: 

Lo último en el diario

  0comentarios
  0comentarios