Julieth Navia: una enamorada de la bibliotecología

Por: 

Viviana Álvarez

Julieth Navia se encontró con la bibliotecología por pura casualidad.

Investigar y buscar el por qué de las cosas es lo que más le gusta a la hora de leer. La novela negra y el realismo mágico son el tipo de literatura que atrapan, a esta mujer a la que no le gusta la soledad.

Julieth Navia se encontró con la bibliotecología por pura casualidad. Esta joven de 26 años, nacida en Medellín, se matriculó en una carrera media Técnica en literatura, pero se encontró  con la sorpresa de que por un error administrativo el verdadero nombre del programa era Técnica en Bibliotecas.

Hoy cursa octavo semestre de bibliotecología en la Universidad de Antioquia.  “Estar inmersa en el mundo de la información y acompañar el usuario, que es la parte más importante dentro de una biblioteca es lo que hace que cada día me enamore más de mi profesión”, dice Julieth.
 
Ha trabajado en varios Parques Biblioteca y actualmente se encuentra en el  Fernando Botero, de San Cristóbal, donde está a cargo del desarrollo de colecciones y  es la líder del área  de circulación y préstamo.

Recibir y seleccionar las donaciones es también su tarea en la biblioteca, un trabajo en el que se elije material para el Parque  Biblioteca de San Cristóbal y se destina  material para las bibliotecas escolares del corregimiento.
El reto que tiene como bibliotecóloga es convertir el internet en una herramienta educativa, ya que los jóvenes y niños están cada vez más inmersos en este mundo.

Junto con 4 compañeros de trabajo, hace parte del proyecto Lee digital,  con el  que fueron ganadores de la tercera versión del concurso Red de Ideas, que propone el programa de la Fundación EPM, Red de Bibliotecas. Con este proyecto y junto a su equipo de trabajo pretende convertir las salas de internet en un espacio de nuevos conocimientos y exploración de portales educativos y culturales.
 
Julieth respondió a unas preguntas de la Red de Bibliotecas, que resaltan su gusto por la lectura y las bibliotecas.

¿Qué destacas del trabajo que se hace en promoción de lectura en el Parque Biblioteca San Cristóbal?

El trabajo que hacemos acá es bastante fuerte sobre todo con la población juvenil  que es la que más nos visita. Hay un grupo de literatura juvenil, es un poco difícil  atraer los jóvenes que ya tienen otras miradas, otros gustos, pero sin embargo hemos luchado y ha sido como un fuerte la lectura en el parque. De todas maneras hay que luchar más, sacar nuevas estrategias, buscar otros campos  que estén relacionados con la lectura. Nos falta un poquito pero se está luchando  y yo siento que se está notando el cambio.
 
¿Consideras que la ciudad ha mejorado en cuanto a temas educativos y culturales?

En cuanto a educación y cultura en la ciudad, el cambio ha sido muy significativo,  creo que estos lugares han cambiado mucho la vida de las personas, definitivamente. Yo que he estado de cerca en el proceso de los Parques Bibliotecas desde el 2007, me he dado cuenta que las personas en estos lugares progresan mucho sea cual sea su condición, por ello estos lugares han hecho una gran gestión. Se puede hacer más, claro, pero que estos lugares han trasformado estos dos aspectos es notorio.

¿Alguna anécdota que te haya marcado o enseñado algo especial en tu trabajo aquí?

En el parque biblioteca nos llega un visitante que se llama Mauricio y tiene problemas cognitivos. No hablaba o lo hacía muy poco. En la biblioteca hay un programa especial llamado “Otras formas de leer”, Liliana, una compañera es quien está con el todo el tiempo. Entonces es muy bonito porque antes el entraba al parque con miedo y ahora entra y a la primera persona que saluda es a mí que estoy en circulación y préstamo y yo le entiendo, me saluda  me dice que ya comió, que ya va a ir almorzar, que donde esta Liliana y todos las personas que trabajamos en la biblioteca le entendemos perfecto. Para mí esta es una de las anécdotas más lindas que puedo contar  desde del parque. Me parece maravilloso que una persona que no se comunicaba con nadie ahora lo haga a su manera.  

¿Qué tipo de literatura te gusta?

Me gusta mucho el realismo mágico, la novela negra y todo lo que es policiaco. La investigación y el suspenso es lo que más me llama la atención,  conocer nuevas cosas y saber que está pasando, el porqué de las cosas. De esta manera me dejo llevar por la literatura.

¿Cuál es tu libro preferido?

La casa de los espíritus, de Isabel  Allende, por el desarrollo narrativo de la novela. Me lo he leído como 4 veces, este libro es puro realismo mágico, se me parece un poco a “Cien años de soledad”, que también es uno de mis preferidos.

¿Cree que los libros impresos tienden a desaparecer con los libros digitales?

Es una discusión que se da día a día en bibliotecología y yo me atrevería a decir que para que desaparezca el libro impreso tienen que  transcurrir muchos años. Desafortunadamente nosotros no somos un país muy desarrollado, acá los cambios tecnológicos han surgido muy lentamente, no contamos con tecnología de punta, por ello no creo que los libros impresos desaparezcan por el momento y aún existen muchas personas que aman el libro impreso por su textura y olor inigualable.

 

Compartir: