La librería futura, según Antonio Ramírez

Por: 

Equipo Editorial Red de Bibliotecas | comunicaciones@reddebibliotecas.org.co

Juan Diego Mejía, director de la Fiesta del Libro y Antonio Ramírez, director de la librería La Central.

En el parque Biblioteca de San Javier hubo un conversatorio sobre el oficio de ser librero y de escribir en una sociedad donde muy pocos quieren leer, Antonio Ramírez, director de la librería La Central y Juan Diego Mejía, director de la Fiesta del Libro, fueron los ponientes de este encuentro.

 
La pregunta es ¿Podemos encontrar un lugar para la librería futura?, ya que la lectura digital esta predominando en los gustos hasta de los mejores lectores, esto ocurre por la inmediatez que ofrece el mundo digital, explica Antonio Ramírez.
 
Expandir tanto como sea posible la importancia de estos lugares irremplazables es la idea de los grandes libreros, puesto que las librerías son espacios en los cuales se contempla la densidad cultural y social. Una buena librería debe estar  en un espacio agradable y sobretodo debe ofrecer un material bibliográfico completo y bien cuidado para poder atraer, el público lector.
 
El director de la librería  La central propone algunas ideas fundamentales para que las librerías desaparezcan. La arquitectura de las librerías debe ofrecer al lector placer y emoción. También es importante la tranquilidad que ofrezca el lugar ya que el público que visita este tipo de lugares necesita tener una gran concentración para lograr conectarse con la lectura y así tomar una buena decisión.
 
“El librero debe ser un hiper-lector” según Ramirez, cada librero debe crear relaciones tanto entre los mismos lectores, como entre lectores y libros, este debe aprender a conocer por medio de personalidades los gustos de cada visitante para acertar a la hora de recomendar. 
 
Es así como se puede lograr una librería futura, ya que al poder contemplar  la textura, el olor y sobretodo el contenido de un libro  hace que sea  una forma de leer que no se compara con ninguna otra, estos lugares están hechos para soñar y vivir una gran experiencia.  

 

Compartir: 

Lo último en el diario