Las coordenadas de Macondo: cómo un pueblo imaginario se convirtió en el país invitado a la Filbo

Por: 

Diana Estrada

Si no pudiste visitar el pabellón de Macondo en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, te invitamos a ver este video para que conozcas los espacios y las ideas que lograron poner a volar la imaginación de miles de personas que ya saben a qué suena, huele y sabe Macondo. 

 
Macondo es uno de los lugares imaginarios más importantes en la mente de los colombianos y de todos aquellos que hayan leído a Gabriel García Márquez. Y es que no se trata simplemente de un pueblo sino de la representación viva de la cultura caribe y, a su manera, de la ‘colombianidad’. Es por eso que este año, este fantástico lugar logró romper la tradición y se convirtió en el primer país sin coordenadas físicas en ser invitado de honor a la Feria Interenacional del Libro de Bogotá - Filbo.
 
Como invitado especial, Macondo mereció un pabellón dedicado en su totalidad a recrear la magia y la mística que le caracterizan. Para ello, un grupo de curadores y artistas trabajaron previamente y en conjunto para crear un espacio que representara a esta quimérica población en múltiples dimensiones. La escritora Piedad Bonnett, el especialista en la obra de Gabo Ariel Castillo y el director de la FNPI, Jaime Abello Banfi, plantearon los caminos que los artistas Santiago Caicedo, Andrés Burbano y Laura Villegas convirtieron en espacios y experiencias concretas.
 
La propuesta de convertir a Macondo en el invitado de honor a la Filbo fue un sueño maravilloso que finalmente se cumplió: Piedad Bonnett.
 
Tras un trabajo de investigación, depuración y creación; la conclusión fue contundente: es imposible recrear a Macondo en la literalidad. Así, el concepto del pabellón se transforma en el montaje de un espacio con diferentes instalaciones artísticas que, desde las experiencias sensoriales, detonen la imaginación del espectador y lo lleven a crear su propio Macondo.
 
ESTE VIDEO cuenta cómo nació y se desarrolló este espacio de 3000 metros cuadrados que durante Filbo 2015 se convirtió en el favorito de muchos. 
 
LEE TAMBIÉN: POR ESTA PUERTA SE ENTRA A MACONDO, reportaje gráfico que explora el pabellón. 
 
La Gallera de Macondo fue el epicentro de la palabra en el pabellón del país invitado a la Filbo: charlas, conversatorios, recitales, conciertos y representaciones teatrales desfilaron por este espacio efímero que rindió homenaje a las tradiciones del Caribe.
Compartir: 

Temas relacionados