Las lecciones de César Bona en el Hay Festival Medellín 2018

Por: 

Equipo Editorial Red de Bibliotecas | reddebibliotecas@fundacionepm.org.co

Estuvimos en el Hay Festival Medellín 2018 con César Bona, quien ha sido catalogado por el Global Teacher Prize como uno de los mejores maestros del mundo, y recogimos algunas de las recomendaciones que presenta en su libro 'La nueva educación: los retos y desafíos de un maestro de hoy'. El texto es un compendio de experiencias y buenas prácticas para poner a rodar en las escuelas, las bibliotecas y muchos otros escenarios en los que se realizan distintos procesos formativos.
   

Vocación, actitud, respeto y mucha diversión: las claves de Cesar Bona para liderar procesos de aprendizaje transformadores y útiles para la sociedad. 

“Lo que hago es divertirme en clase”

 
Para este docente español hay varias claves para enseñar dentro del aula:
 

Generar bienestar: hacer que los niños quieran estar allí, y para lograrlo ha acudido a diferentes y creativos métodos que le han ayudado a construir empatía con sus estudiantes. 

Por ejemplo, en su clase cada alumno tiene un rol con el que aporta al desarrollo de las actividades, todos participan y no tienen miedo de compartir sus ideas. ¿Y cuál es el efecto que esto tiene? A juicio de Bona, nada es tan gratificante para un ser humano como el hecho de sentirse escuchado, querido y útil; en ese sentido un buen docente es aquel que escucha las necesidades de sus alumnos, les ayuda a que se conozcan a sí mismos y a que refuercen su autovaloración. 
 
Evitar que la escuela se quede en los textos y la memorización de teorías: hacer que se vaya más allá en la formación para la vida, fortaleciendo habilidades y competencias que cualquier persona requiere para la cotidianidad.
 
Educar en la resiliencia: ayudar a los niños a que expresen sus emociones, que aprendan a hablar en público y no sientan temor de contarle al mundo sus ideas e involucrarse en la sociedad, pues tienen mucho que aportar. 
 
Fomentar el pensamiento crítico: enseñar a los niños a cuestionar la información que reciben y a que no den por sentado todo lo que se les dice, que busquen y construyan sus propios argumentos. De la mano de este reto, está por supuesto el de educar en el respeto, la responsabilidad y el compromiso social. 
 
Entre sus reflexiones destaca que “como maestros solo podemos dar aquello que tenemos y solo podemos exigir aquello de lo que damos”. Resalta que los niños tienen mucho para enseñar y por eso el aprendizaje siempre es mutuo. 
Compartir: