Salvavidas para bibliotecólogos en el océano digital: una entrevista con Santiago Villegas

Por: 

Equipo Editorial Red de Bibliotecas | comunicaciones@reddebibliotecas.org.co

Santiago Villegas –también conocido como @medejean*- se describe como un bibliotecólogo 3.0 inmerso en las redes y nuevos medios. Ha tenido una participación importante en proyectos como Medellín Digital, la estrategia web de Telemedellín o la dirección de Tecnología y Desarrollo de una de las productoras más importantes de la ciudad. Suele ser conferenciante y profesor invitado en espacios académicos, y es todo un referente local en temas como cultura digital, innovación y gestión de la información. En esta breve entrevista comparte algunas pistas claves para colegas, a propósito del Día del Bibliotecólogo, celebrado también el 23 de abril, Día del Idioma.
 

¿Cómo definirías a un bibliotecólogo en el Siglo XXI, según tu experiencia y lo que percibís en el contexto actual de la profesión?

Para recortar lo máximo posible la definición de un bibliotecólogo de hoy, yo diría que es un administrador del conocimiento, no desde el punto de vista de controlarlo sino de garantizar su difusión. Es decir, es una persona cuya responsabilidad principal es garantizar que se transfiera el conocimiento a la persona adecuada, en el momento justo y de la forma correcta.
 

¿Esa comprensión del bibliotecólogo es algo ya incorporado en las escuelas de bibliotecología o es algo que se está creando más desde la práctica?

Como en todas las disciplinas y ciencias, cada escuela tiene su especialidad. Pero en general a nivel global el concepto de bibliotecólogo sí es cercano al de un profesional en ciencias de la información, alguien que se encarga de gerenciar la información para garantizar que se convierta en conocimiento. Pero hay matices dependiendo de cada escuela. Por ejemplo en la escuela latinoamericana todavía estamos muy asociados a la biblioteca como espacio, y en la Universidad de Antioquia particularmente a la biblioteca pública, lo que es una gran ventaja para nuestro contexto. En otras escuelas, como la de la Javeriana, hay más profundidad en cuanto al uso de las tecnologías como mecanismos para la transferencia del conocimiento. O en el caso de la anglosajona hoy es más usual que esté asociado también con los entornos digitales. Pero en general, y a nivel global, hoy se reconoce al bibliotecólogo más como un administrador de la información y el conocimiento que como un bibliotecario solamente.
 

¿En ese contexto, qué temas debe estudiar hoy un bibliotecólogo para estar al tanto de las tendencias en la práctica y en la reflexión sobre su profesión?

Yo diría que hoy un bibliotecólogo tiene que ser un habitante del entorno digital. Naturalmente tiene que moverse en las distintas y diversas fuentes electrónicas de conocimiento que existen, desde la web, desde lo más básico, hasta las bases de datos científicas. Debe tener la capacidad de concebir las redes sociales como uno de los canales fundamentales de transferencia del conocimiento. Y en ese sentido estar siempre dispuesto a aprender y a redescubrir el libro más allá de las fronteras físicas de las páginas. 
 

¿Qué libros que traten sobre el bibliotecólogo en ese nuevo rol de administrador del conocimiento recomendarías?

Hay mucha bibliografía. Pero yo recomendaría buscar temas fundamentales para el nuevo bibliotecólogo como la curaduría de contenidos o content curation; web semántica; clasificación y catalogación social; también sobre la lectura como medio de transformación social, que es un asunto esencial que los bibliotecólogos solemos olvidar y que hay que seguir estudiando y profundizando; o sobre la biblioteca pública como laboratorio creador. Son temas que un nuevo bibliotecólogo debería tomarse el trabajo de leer. Ya hay iniciativas de la IFLA y sobre todo de la ALA creando bibliografía en estos temas. También hay personas específicas trabajando en ellos. En Uruguay por ejemplo está Javier Leiva, que trabaja curaduría de contenidos junto a Javier Guallar, ambos españoles. En México, Verónica Juárez trabaja sobre bibliotecas y libros digitales de manera muy interesante. En Colombia tenemos a Didier Álvarez hablando de lectura y transformación social. Y en bibliotecas públicas tenemos por ejemplo a Beyond Access, una iniciativa de la Fundación Bill & Melinda Gates que también tiene bibliografía muy interesante construida con bibliotecólogos. Este tipo de iniciativas hay que seguirlas, leerlas y aprender de ellas, y hacerlas parte de la transferencia del conocimiento.
 

¿A quienes recomendarías seguir en redes para estar al tanto de lo que dicen y comparten este tipo de bibliotecólogos?

Aparte de los que ya mencioné, hay un blog del que participo –poco, pero participo- en el que hay gente muy buena. Se llama Infotecarios.com. Es un grupo bibliotecólogos iberoamericanos que trabajan temas muy interesantes, y vale la pena seguirlos. También está Nieves González, una profesora española, bibliotecóloga, que trabaja con medios digitales. En Colombia tenemos a Alejandro Uribe Tirado, que habla sobre alfabetización informacional, y es también una persona que tiene presencia en redes y en blogs. Y Hernando Lopera, un referente local fundamental, que está haciendo trabajo desde el Sistema de Bibliotecas de la Universidad de Antioquia, transformando la biblioteca académica. A todos, si uno los sigue, conversa con ellos y comparte, seguramente les aprenderá mucho. 
 

¿Algún espacio digital que te parezca modelo por haber sido concebido con una estructura bibliotecológica contemporánea, y que valga la pena referenciar?

A mí worldcat.org me parece que evoluciona el catálogo global. No es perfecto pero es una iniciativa de bibliotecólogos que se convirtió en un referente, y que ha inspirado redes como goordreads.com, una red para compartir buenas lecturas. Sus creadores dicen que se inspiraron en World Cat, pero con un enfoque más social. También leo algunos blogs anglosajones de bibliotecoliogía, como librarianinblack.net.  O el Institute for the Future of The Book, el Instituto para el Futuro del Libro. También está  Bibliotecarios 2.0, que es el de Nieves González. Y me gusta mucho Lecturalab.org, que es un laboratorio de lectura muy interesante. 
 
*Más sobre @medejan
 
Santiago Villegas -@medejean -es un personaje clave en el entorno digital de Medellín desde hace varios años. Es, entre muchas otras cosas, tuitero y usuario constante de diversas redes sociales, en las que suele compartir información y generar intercambios alrededor de temas claves como cultura digital, innovación, gestión del conocimiento, emprendimiento y bibliotecas. Estudió en la Escuela Interamericana de Bibliotecología y cursa Ciencia de la Información en la Universidad del Quindío (a su modo es un bibliotecólogo de teléfonos inteligentes y tabletas) pero además tiene estudios en ingeniería en la Universidad EAFIT. Con esa formación a cuestas, ha participado en proyectos como Medellín Digital, la estrategia web de Telemedellín y fue Director de Tecnología y Desarrollo en Videobase, una de las productoras audiovisuales de mayor peso en Medellín.
 
Para seguir a Santiago en redes estos son sus enlaces:
 
-Twitter: @medejean
 
 
-Instagram: @medejean
 
 
Compartir: