Almudena Grandes

Por: 

Equipo Editorial

"Escribir es mirar el mundo y contar lo que se ve",
Almudena Grandes
 
La escritora española Almudena Grandes se ha dedicado completamente a la escritura,  además de sus ya 7 novelas ha escrito cuentos y relatos, convirtiéndose en una de las mejores escritoras españolas e hispanohablantes del momento.
 
Nacida en 1960, Almudena Grandes es actualmente una escritora consagrada, se ha dedicado principalmente a la escritura de novelas y ha escrito algunos cuentos y relatos breves, aunque estudió geografía e historia en la Universidad Complutense de Madrid, desde su juventud se dedicó al trabajo editorial y posteriormente a la escritura. Combina su oficio de escritora de novelas con la escritura de columnas y polémicos artículos de crítica en el diario español El País.
 
Esta escritora madrileña descubrió su pasión por la lectura y la escritura de manera temprana: “cuando era pequeña mi padre nos llevaba a ver el fútbol donde mi abuelo. Él vivía en una casa típica de Madrid del ’19. No había pasillos, las habitaciones tenían ventanas que daban a la calle y se comunicaban entre sí. A los niños nos daban un cuaderno y lápices de colores. Como yo no sabía dibujar entonces escribía. Alguna vez me dijeron “entonces escribe un cuento”, y pasé varios fines de semana escribiendo mi primer cuento en casa de mi abuelo. En ese entonces escribía cuentos para que la realidad fuera más justa. Siempre me ha encantado leer”, relata Almudena cuando se le pregunta cómo aprendió a escribi
 
En parte por esta primera experiencia con la escritura y en parte porque ya forma parte de su estilo personal, para Almudena Grandes la infancia es una etapa fundamental en la vida de todos, incluyendo la suya, y al respecto afirma: “no puedo escribir sobre un personaje si no sé qué niño fue”. Para Grandes los adultos nunca aprendemos nada, simplemente clasificamos información.
 
Su primera novela “Las edades de Lulú” la llevaría al éxito inmediato, fue la obra erótica ganadora del XI premio La sonrisa vertical: “Las edades de Lulú fue escrita de manera desprevenida, no tenía ningún método de escritura pues era muy joven, no pensaba siquiera que le publicarían”, comenta Almudena afirmando además que su relación con la novela ha cambiado bastante desde entonces, más que su madre ahora se siente como su hija. Es una novela que le ha dado un importante reconocimiento siendo una excelente obra erótica cuya protagonista entra en un juego de adultos.
 
“Le pegaba llamarse Lester, nombre de colegial británico, bello adolescente martirizado por la perversa vara de un maestro enjuto, levita raída y miembro miserable, que saboreaba de antemano cualquier travesura de nuestro pequeño, y le obligaba a quedarse después de la clase para doblarle sobre un pupitre, bajarle los pantalones y descargar sobre su culo blanco y duro un alud de mezquinos golpes de vara, mientras su lamentable picha, tiesa solamente a medias, saltaba dentro de sus pantalones. Retrato robot del sodomita perfecto, Lester, que ya en la edad adulta sintió nostalgia de los ritos de la niñez y buscó un nuevo maestro, un hombre rubio, más fuerte que él, para que le enseñara cómo se hacen las cosas”...
(fragmento de Las edades de Lulú. Tusquets, 1989)
 
Gracias a su entrega permanente a la escritura Almudena Grandes ha escrito vastas novelas. Su dedicación a cada una de ellas es de por lo menos 3 ó 4 años, cuando la ha terminado la entrega a su esposo, el también escritor Luis García Montero; hermanas; amigas y a sus hijos; las revisa de nuevo y posteriormente tarda unos doce meses más a la espera de su publicación.
Sus libros han tenido 6 adaptaciones al cine: Las edades de Lulú (de Bigas Luna, 1990). Malena es un nombre de tango (de Gerardo Herrero, 1995). Aunque tú no lo sepas (de Juan Vicente Córdoba, 2000); daptación del relato «El vocabulario de los balcones», de su obra Modelos de mujer. Los aires difíciles (de Gerardo Herrero, 2006). Atlas de geografía humana (de Azucena Rodríguez, 2007). Y Castillos de cartón (de Salvador García Ruiz, 2009)

 

Compartir: 

Lo último en el diario