Lina Pulgarín: La promoción de la lectura, más que un cuento

Por: 

Rubyselen Ortiz Sánchez

La única voz autorizada para cantarle un arrullo en la sala de cuidados intensivos suena conmovida y se calla suavemente al ver los ojos cerrados del bebé. La voz es de Lina Maria Pulgarín Mejía, Bibliotecóloga de la Universidad de Antioquia, Máster en Gestión Cultural de la Universidad Alcalá de Henares de Madrid, España y profesional en el área de promoción de lectura de la red bibliotecas de Comfenalco Antioquia.

Su voz contadora de cuentos ha llegado a lugares aún más recónditos, contagiando de lecturas a todos los que la escuchan o piden un recomendado para leer por estos días, sus palabras y sus libros se han paseado por las salas de los hospitales dando palabras que acompañan, por los corredores de la cárcel de mujeres del buen pastor, por los barrios de la periferia de Medellín, por las salas de redacción de El Colombiano, por las cabinas de emisoras como Cámara FM, y estudios de televisión de Canal U., Señal Colombia, Teleantioquia, entre otros.

Para Lina Pulgarín todos los lugares son aptos para leer y esta tarea la ha llevado a romper fronteras y revindicar las páginas impresas de un buen libro en Francia y España, ejerciendo una profesión que para ella es más un compromiso social.

En su opinión la presencia del promotor de la lectura es fundamental para las comunidades, pues la palabra escrita más que ninguna es libertaria, el ejercicio de promoción de la lectura es más que pedagogía y didáctica y el promotor de la lectura es más un líder civil; es mediador de procesos, y es su responsabilidad ser sujeto de intervención participativa y ciudadana.

“Es responsabilidad del promotor de la lectura más allá de las actividades como pedagogo o didáctico, pensarse como un sujeto de intervención política y ciudadana es decir, un sujeto que está allí para construir, transformar y crecer con las comunidades. Ser un buen promotor de la lectura implica pararse en una comunidad con todo el empoderamiento, con la preparación literaria, con el conocimiento que exige el contexto, con las herramientas pedagógicas, políticas y sociales para intervenir y construir con una comunidad”

En su opinión, la promoción de la lectura es una tarea de gente con don de gente, los promotores de la lectura deben conocer las realidades y el contexto de la comunidad a la llegan y conocer muy bien sus vertientes políticas y sociales.

Lina Pulgarín ve en el promotor de la lectura y en Medellín más que en ninguna parte un deber saber cuáles son las transformaciones que pueden suministrar la promoción de la lectura y la práctica lectora en los ciudadanos. Para ella se debe tener presente que la sociedad solo logrará una verdadera libertad con la emancipación del conocimiento y este es imposible si no se lee y no se conoce.

Con esta revolucionaria de las palabras, los lectores no solo conocen las letras en la primera infancia, el amor en la natalidad, la construcción de personas en la adolescencia y la juventud, el placer de servir a otros como abuelos cuenta cuentos, sino también un ejercicio que trasforma vidas y prepara para hacer ciudadano activos y participativos.

En sus palabras “Las comunidades necesitan leer y leerse para poder transformarse y los promotores de la lectura son esos agentes del cambio. Es necesario estar enterado ver, escuchar noticias, reunirse en clubes de lectura para conversar y hacer todo un proceso de construcción con todos los públicos desde niños hasta adultos.”

Lina Pulgarín también tiene algunas preferencias de las que habla en medio de sonrisas y reflexiones y que de nuevo dan luces de su amor por la lectura:

Rubyselen Ortiz: Libro para tener en la mesa de noche.

Lina Pulgarín: Muchos

R: Un anaquel en vez de mesa de noche.

L: que mejor sea la biblioteca de noche. Cuentos rusos, Nikolái Gógol, Chejov, Rosa Montero, García Márquez, Paul Ouster, Cuentos, Fernando González, Poesía.

R En el anaquel de un promotor de lectura

L: Alberto Manguel, Michéle Petit, Michel Peroni, Jorge Larrosa, Graciela Montes, etc.

Un libro para el día del diluvio.

L: Para siempre leer: La divina comedia, es un libro para siempre.

¿Para acompañar un libro Café o Chocolate?

L: (Suspiro) Chocolate

¿Televisión, Radio, Prensa o Web?

L: La radio me encanta, la prensa me apasiona, televisión educativa; una buena propuesta televisiva me interesa.

¿Lugar para leer?

L: El Campo, un sofá, un domingo en la tarde.

¿Metro o bus?

L: ¿Para leer? lo que toque… la cama.

¿Pelicula?

¿Recomendado de lo que usted ha escrito?

L: Pinocho de corazón, un trabajo muy riguroso.

¿Si no fuera promotora de lectura qué sería?

L: periodista, actriz de teatro, cantante, bailarina, gestora cultural, artista o todas juntas como promotora de la lectura.

Mensaje para Promotores

L: Promotores: Medellín hoy más que nunca es el escenario perfecto para articular estrategias, proyectos para hacer de está una ciudad que ame los libros. La administración le apuesta a la educación y la cultura y hay que seguir la misma línea.

Promotores, hay que reclamar los espacios, empoderar a la comunidad para que reclamen sus bibliotecas y los procesos de formación lectora. El perfil de un promotor y hoy más que nunca es un perfil muy político con todo el conocimiento que exige, pero con una intervención muy social, hay que hacer un movimiento, movilizar para articular, propongan y ejecuten de la mano con la comunidad.

Compartir: 

Temas relacionados

Lo último en el diario