Modificación de la ley del bibliotecólogo

Por: 

Equipo Editorial

La ley 11 de 1979  también conocida como la ley del bibliotecólogo en Colombia, ha sido fuertemente criticada desde su creación, pero solo hasta el 2010 se plantea una proyecto de ley para modificarla. El bibliotecólogo Carlos Arturo Montoya, actural director de la Biblioteca Departamental Carlos Castro Saavedra, es uno de los profesionales que acompaña la comisión de reforma y reglamentación de esta ley.

Desde hace varios años, se ha venido hablando en múltiples encuentros de bibliotecólogos sobre la necesidad de una actualización a nuestra ley, ya que ella contiene vacíos y no protege como es debido al profesional. Es así como el Consejo Nacional de Bibliotecología y ASCOLBI, convocan desde el año 2008 a entidades, asociaciones y profesionales entorno a un debate que contribuya a actualizar dicha disposición.

En el año 2010, se concreta un proyecto de ley que modifica la Ley 11 de 1979 en su totalidad, y es sustentado ante la Comisión Sexta Constitucional Permanente por dos representantes a la Cámara.

Carlos Arturo Montoya, actual Director de la Biblioteca Departamental Carlos Castro Saavedra, es uno de los profesionales que acompaña la comisión de reforma y reglamentación, así mismo, ha sido vocero de los bibliotecólogos de Antioquia llevando a dicho espacio los aportes e inquietudes que se suscitan desde la región respecto a esta ley.

El último encuentro para hablar sobre la reforma a la Ley del bibliotecólogo, se originó en el mes de marzo del presente año en las instalaciones de la Biblioteca de la Universidad de Antioquia; evento convocado por  la Asociación de Egresados de la Escuela Interamericana de Bibliotecología - ASEIBI.

¿Qué es la Ley 11 de 1979?

Es la que reglamenta y reconoce la profesión de bibliotecólogo en el territorio colombiano, así mismo acredita la matrícula profesional y crea el Consejo Nacional de Bibliotecología con funciones de vigilancia y control para el ejercicio de la profesión.

Principales análisis de la Ley 11 de 1979 para el ejercicio de la profesión.

· En el artículo 2 de la ley, el principal debate lo originó los niveles de formación de la profesión de bibliotecología, al describirse como técnico, tecnólogo y universitario. Dando pie a una controversia sobre el nivel de desarrollo intelectual que tendría el profesional técnico y tecnólogo, ya que ellos son formados en el hacer y no en el pensar que es una característica propia del universitario.

· En los artículos 4 y 5, se habla sobre el ejercicio de la profesión y la tarjeta profesional como única forma para ejercer la profesión de bibliotecología, lo que obliga al egresado de la profesión a obtenerla y a las empresas contratantes a solicitarla.

· El Título III, artículo 7, suprime el Consejo Nacional de Bibliotecología y asigna sus funciones al Colegio Nacional de Bibliotecología ASCOLBI, hasta que no sea aprobada la modificación a la Ley, estas funciones todavía las ejerce el Consejo Nacional de Bibliotecología, y deja claro que las tarjetas profesionales expedidas por este ente, tendrán la misma validez.

· El Título V, artículo 9, presenta el código de ética profesional para el ejercicio de la bibliotecología, allí se estipulan los deberes, derechos y prohibiciones del bibliotecólogo.

· En el Título VI, artículo 16, crea el Tribunal Nacional de Ética de la Bibliotecología, el cual tendrá competencia para sancionar las faltas a la ética profesional en el territorio colombiano.

· En el Título VIII, artículo 19, se establece el régimen disciplinario para los profesionales de la bibliotecología y se define sus principios y sanciones.
 

Compartir: 

Temas relacionados

Lo último en el diario