Por esta puerta se entra a Macondo: un recorrido por el pabellón de la Filbo

Si quieres ver el texto que acompaña cada foto, haz clic en el título que aparece sobre las fotos de esta galería.

Cada año la Feria Internacional del Libro de Bogotá -Filbo- tiene un país invitado. Este año, y por primera vez, el turno es para un lugar inexistente… al menos en el universo físico. Macondo no está en los mapas y no tiene coordenadas, pero definitivamente tienen un lugar real en la mente de todos aquellos que alguna vez han tenido la oportunidad de leer a Gabriel García Márquez.
A un año de la muerte del nobel, la Filbo quiso rendirle homenaje a su obra y su memoria. Para ello se destinó un pabellón pensado y ambientado para brindarles a los visitantes la posibilidad de sentir de cerca a Macondo en todo su esplendor. 
 
Por eso el pabellón 4 de Corferias se convirtió en un espacio lleno de experiencias que, a través de los sentidos, busca alejar de los lugares comunes a sus visitantes, para llevarlos por un viaje de sensaciones por diversas atmósferas. 
 
El recorrido abre con un mural en el que está el mapa de Macondo, interpretado desde la narración descriptiva y los detalles incluidos por Gabriel García Márquez en ‘Cien años de soledad’. De ahí en adelante la experiencia es un deleite para los sentidos, que transcurre entre pantallas que proyectan paisajes macondianos, la voz de Gabriel García Márquez leyendo fragmentos de su obra, un escenario que recrea el laboratorio de Melquíades el alquimista y hasta una gallera en la que no hay gallos pero sí hay conversaciones, teatro e incluso preparaciones culinarias. 
 
De comienzo a fin, este pabellón se convierte no solo en un lugar, sino en un viaje a lo más profundo de la imaginación, para darle forma y vida a los elementos de ese recóndito pueblo del caribe colombiano que tantas veces visitamos y recreamos en nuestra mente mientras pasábamos las páginas de Cien años de soledad. 
 

 

 
El Pabellón Macondo en datos
 
El pabellón está concebido según las cuatro etapas en que se desarrolla la historia de Cien años de soledad: la mítica, la épica, la bonanza de las bananeras y la decadencia.
 
* Tres mil metros cuadrados ocupa esta experiencia.
* Tres curadores definieron el concepto del pabellón: Piedad Bonnett (escritora), Jaime Abello Banfi (Dir. Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano) y Ariel Castillo (académico especialista en la obra de Gabriel García Márquez).
* Las ideas de los curadores fueron traducidas por tres artistas (Laura Villegas, Santiago Caicedo y Andrés Burbano), para convertirlas en un espacio diseñado para sorprender los sentidos.
* El mapa de Macondo es un trabajo de Nicolás Pernett, investigador de la Biblioteca Nacional. * La gallera tiene capacidad para 200 personas y en ella se realizan conversatorios, obras de teatro, lectura pública de obras de ‘Gabo’, entre otros. 
 
Si tu navegador no te permite visualizar correctamente la galería de imágenes al comienzo de esta página, puedes verla haciendo clic en la siguiente imagen: 
 

Compartir: 

Temas relacionados

Lo último en el diario